>> Beneficios Terapéuticos 

Existen numerosos estudios acerca de los beneficios terapéuticos del Tai Chi, entre ellos podemos citar: El equilibrio en las secreciones glandulares, el relajamiento y la tonificación de los sistemas muscular y nervioso, la estimulación de la circulación sanguínea, el estiramiento de ligamentos y tendones rígidos, la flexibilización de las articulaciones, el masaje a los órganos internos y la calma y concentración que alcanza la mente. La realización de las formas se hace poniendo énfasis en la respiración profunda, llamada abdominal o diafragmática, lo cuál promueve una adecuada oxigenación, promoviendo un estado tal de relajación, que el sistema nervioso cambia del modo de “combatir o huir” de la rama simpática, estado provocado por el estrés de la vida moderna, al modo saludable y restaurador de la rama parasimpática. Inducir este estado en forma constante, mediante la practica regular, promueve que el cuerpo active los procesos autocurativos de sí mismo, actuando la práctica como terapia preventiva  antes que se presenten los problemas fisiológicos. Estudios realizados mediante  electroencefalograma aplicado a personas que realizan una práctica cotidiana, han demostrado que durante y después de una sesión de Tai Chi, la corteza cerebral entra en un estado de relajación y calma que muy pocas personas pueden llegar a experimentar, incluso durante el sueño. Los resultados prácticos de esto, representan una mejora significativa de la memoria y del aprendizaje e influyen en otros factores de la inteligencia, como la potenciación de las funciones fisiológicas controladas por el cerebro, al igual que el desarrollo de virtudes y facultades más “sutiles”, como la Intuición.  Otro de los beneficios terapéuticos importantes de la práctica cotidiana del Tai Chi, es el efecto restaurador que tiene sobre el sistema circulatorio y en especial sobre el corazón, al que da un gran descanso debido a que, mediante la respiración profunda, el diafragma se “convierte en un segundo corazón”. De veinte a treinta minutos de práctica diaria bastan para reducir el pulso cardíaco en un promedio del 15% y este efecto se mantiene aún después de varias horas de concluida la sesión, así mismo se aumenta la circulación sanguínea, demostrando que la practica desplaza gran parte de las tareas circulatorias del corazón a la respiración.    La práctica del Tai Chi Chuan requiere la combinación de un entrenamiento físico, mental y respiratorio. En lo físico, el movimiento lento, fluido de la forma provee un ejercicio aeróbico de bajo impacto donde el cuerpo se extiende y relaja de una manera natural dándole prioridad a la flexibilidad; apunta hacia el mejoramiento integral del ser humano, de adentro hacia fuera, fortaleciendo en primer lugar los órganos internos, para continuar con las articulaciones, los músculos, tendones y nervios. Es una forma de gimnasia respiratoria, de concentración, equilibrio y posturas correctas del cuerpo en movimiento, La respiración al ser abdominal, baja, fricciona los principales órganos internos, mejorando la circulación sanguínea, favoreciendo el funcionamiento de los distintos sistemas (digestivo, etc.) . La respiración profunda debe estar armónicamente coordinada con los movimientos de los brazos, las piernas y la mirada, lo que demanda una gran concentración para guiar los movimientos. La mente permanece tranquila pero alerta y la conciencia dirige al cuerpo, transformando, de ésta manera al TCC en una verdadera meditación en movimiento. El cambio constante del yin-yang produce una contracción, extensión de los meridianos evitando así posibles bloqueos, mejorando la circulación del Chi.De ésta forma el TCC se convierte en un excelente método terapéutico, que va mejorando el estado general de salud, y ayuda a reducir los efectos del stress al enfrentar los conflictos que nos presenta la vida cotidiana.   Cada vez son más centros de enseñanza e investigación, que vuelven los ojos hacia este Arte, para comprobar, demostrar y disfrutar los efectos terapéuticos del mismo. Sin lugar a dudas, el Tai Chi representa una de las aportaciones médicas y culturales más importantes que la antigua China ha dado al mundo moderno y creemos que paso a paso llegará a ocupar el lugar que, por derecho propio le corresponde...  

 

Beneficios del Tai Chi Chuan

Cardiovascular._________________________________________

Ejercicio de baja a moderada intensidad.

Ejercicio adaptado a individuos de alto riesgo en enfermedades cardiovasculares.

Puede retrasar la degradación de la función cardiorrespiratoria en adultos de edad avanzada.

Puede ser prescrito como ejercicio de aeróbic para ancianos.

Muy recomendado como ejercicio de aeróbic en enfermedades de las arterias coronarias.  

Respiratorio.___________________________________________

Aumenta la capacidad ventilatoria sin provocar stress cardiovascular.

Uso eficaz del volumen ventilatorio, cuadro de ventilación eficaz.  

Equilibrio._____________________________________________

Mejora fuerza, motilidad, equilibrio, resistencia.

Mejora significativa en equilibrio.

Reducción de Caídas en Geriatría.__________________________

Reduce las caídas hasta un 47%, reduce el miedo a caer.  

Ejercicio de Soporte.____________________________________

No exacerbación de los síntomas articulatorios en individuos con RA.

Ejercicio de terapia como parte de un programa de Rehabilitación.  

Estados de Animo. (Self Reports)__________________________

Reduce notablemente tensión, ansiedad, fatiga, depresión y confusión.

Mejora de estados de animo, reducción ansiedad y stress.

Reduce Ansiedad.

Respuesta del Sistema Inmunitario (Linfocitos T-Cells)__________

Notable aumento durante y después de la practica del Tai Chi Chuan.

Hormonas del Stress. (Niveles de Cortisol en Saliva.)___________

Caída significativa durante y después de la Practica.

Otros beneficios________________________________________

Mejora de la coordinación, aumento de fuerza muscular, aumento de resistencia esqueletal

Terapia de Relajación en enfermedades crónicas.

Marcada acción terapéutica en motilidades reducidas.

Reducción de la tensión sanguínea, mejora en relajación muscular y flexibilidad.

Volver